23 de agosto de 2010

1. adj. AFLIGIDO, APENADO.


Conversación oída hoy en el Caprabo que hay cerca de nuestra casa:


Cajera: ¿Cómo estás, guapa?

Una joven de unos 30 años: Pues mira. Mejor.

Cajera: Desde luego… De seis meses, ¿verdad?

La joven: Seis meses justos. Al final me lo quitaron por cesárea.

Cajera: Con lo que cuesta. Tanta ilusión... y luego para nada.

La joven: Tú lo has dicho. Para nada.

El tono de la conversación era el mismo que cuando comentas el calor que hace o lo caro que está el pescado, pero a mí se me cayó el alma al suelo, Sonámbulos. Hacía mucho tiempo que no escuchaba en persona algo tan desoladoramente triste.

No hay comentarios: