8 de septiembre de 2006

EL MEJOR AMIGO DEL HOMBRE


Supongo que estaréis pensando en ese noble animal de cuatro patas cuya existencia se limita a comer, dormir y echar un kiki cuando le dejan. Pero no van por ahí los tiros, Sonámbulos. Continúo –y lo que os queda, pobres- hablando sobre Filipinas, y allí el mejor amigo del hombre no es otro que… el ventilador.
Día y noche necesitas frente a ti un ventilador, las 24 horas, sin exagerar. No solo para aliviar la asfixiante calor húmeda y pegajosa, también para ahuyentar a los pequeños, pero matones, mosquitos. A veces la calor resultaba más o menos soportable y prescindías del ventilador ¡craso error! En cuestión de minutos empezabas a rascarte brazos y piernas a causa de un ataque perfectamente organizado por los mosquitos residentes en casa de Lucy. Casi podía oír cómo con el zumbido de sus alas me decían: “¿Qué te habías pensado, pimpín?”
Considero muy importante la figura del ventilador; tanto que no estaría de más incluirlo en la bandera nacional, junto al sol radiante, como símbolo de unidad del pueblo. Je!

5 comentarios:

sergisonic dijo...

En la bandera nacional, jejeje, eso es mejor, eso es mejor que el aguilucho. Me estoy imaginando almosquito del anuncio de hace años de "RAID", diciéndote: "Qué tal, Raulín, ¿cómo ha ido el día? Hoy sabes muy bien..."
Ese mosquito siemrpe me recordó, eso sí, al Coyote, tenía una pinta de perdedor...
Abrazote sónico, amigo sonámbulo

sagar dijo...

la verdad es que nos pintas bien lo de filipinas...Asi como vamos a ir....

siloam dijo...

jeje, como aquí...lo que más gracias me hace es que que al aire acondicionado le llaman "clima", de climatizador...
la 1ª vez que leí en un rótulo: climas en cuatas, a pagar en 12 meses, persé que el calor me había licuado el cerebro...
ah, pero en la playa se está fenomenal.
besos trasatlanticos!
siloam

mamen somar dijo...

Bueno pues creo que este verano aquí, en Salamanca también tendríamos que haber quitado el torito y poner en su lugar un ventilador. Hace unos días mi amiga Sara y yo nos reíamos al pensar en como poner una batería al ventilador para transportarlo por la calle. Te juro que no había oxigeno que respirar y las piernas estuvieron a punto de ponerse en huelga. Menos mal que hoy ya refresca porque preguntamos precios y todo...
Abrazos.
Mamen

Anónimo dijo...

Quiubo Pimpín: desde ahora vere los ventiladores con más cariño y admiración...jajaja... hoy cai en cuenta que nunca te habia dejado ningun saludo por aki... despues de tantas visitas... mas vale tarde que nunca no? con lo impuntual q soy... es normal.

Saludos a Lucy y a todos los chicos de los miercoles.

La rola