17 de agosto de 2006

YO QUIERO UN FILIPINO Y NADA MÁS


No saquéis dobles lecturas del título, Sonámbulos, hoy no toca ese tema. Solo quiero comentaros una pequeña anécdota de cuando me hallaba en Filipinas viendo la tele una noche cualquiera. Como no entiendo ni jota de tagalog me daba igual ver un programa u otro, pero en esa ocasión era un noticiario. Entre tanta palabra extraña para mí, sonó una que entendí y me iluminó la cara: Barcelona. Resulta que un enviado de la cadena televisiva se encontraba en la Ciudad Condal para informar de un hecho bastante curioso. Según comentaba el periodista en el breve reportaje, en España existe una conocida marca de galletas cuyo nombre es... "Filipinos". La família de Lucy pensó que se trataba de una broma y todos dirigieron sus miradas hacia mí. Cuando les confirmé la veracidad de la noticia estallaron en risas y no se lo acababan de creer. Si yo hubiese visto en Filipinas una marca de galletas llamada "Españoles" supongo que habría reaccionado igual.
No hace falta que os diga que en mi próximo viaje a Filipinas no faltarán ciertas galletas en mi equipaje (en chocolate blanco y negro, para que no piensen que lo de "filipinos" tiene connotaciones racistas).

4 comentarios:

Maryna dijo...

Sí... pero los filipinos blancos vinieron mucho después... ;)
Y digo yo, ¿Cómo sería un "españolino"? ^^

siloam dijo...

jejejejejeje, lo que me has hecho reir, imaginando la escena.
besiños

sergisonic dijo...

"si quieres filipinos ya verás", decía el anuncio, jejeje

abracitos!!

Arare_ dijo...

¡Qué divertit!
:)