2 de agosto de 2006

MI OTRA FAMILIA

Mis vacaciones en Filipinas han sido de fábula, inolvidables, tanto o más que la visita del año 2000 con motivo de nuestra luna de miel. Y me gustaría, Sonámbulos, presentaros a los principales culpables de tantos y tantos buenos momentos: La familia de mi mujer Lucy, mi familia.

Los padres de Lucy, Ernesto y Herminia, tatay y nanay.
Ella tiene un carácter arisco, todo lo contrario que él, pero ambos se desvivieron de igual forma por que me sintiera siempre a gusto y no me faltase de nada. Están jubilados, pero desde las 5 de la mañana no paran de hacer cosas hasta que por fin se van a dormir. Gente trabajadora y sencilla, aunque la palabra que mejor les define es honrados.

Romeo es el hermano mayor de Lucy. Trabaja, y mucho, en Meralco, la principal compañía energética del país (algo así como nuestra Endesa). Sobrelleva como puede el hecho de que su mujer esté en España trabajando para ahorrar algo de dinero. Es muy buen tipo y sus hijos Ryan y Rica Jane le adoran.

Ryan es nuestro "Ronaldinho" particular (aunque él no sabe quién es ese. En Filipinas nuestro deporte rey no le importa un comino a nadie). Es un chaval inteligente y de risa bastante contagiosa. A sus 10 años come el doble o el triple que un adulto. Yo diría que más que comer devora.
Rica es una delicada muñeca de porcelana de 6 o 7 años. De modales exquisitos, le encanta posar y no le gusta nada que la llamen fea. Rica estaba durmiendo cuando su padre me llevó al aeropuerto; no sabéis cuánto me apenó volver a Barcelona sin haberme despedido de ella.
Junior es el hermano pequeño de Lucy y aquí lo tenéis junto a su mujer Medel y sus dos pequeñajos, K.C. y Leo. Tuvo que dejar atrás su pasado de playboy rompecorazones cuando dejó preñada a Medel. Es un tío divertido y ayuda a sus padres siempre que puede. Ella me cayó muy bien, pero no la traté lo suficiente como para formarme una opinión.
K.C. (pronúnciese "Keisy") tiene tres años y no se está quieta ni atada de pies y manos. Aún es pequeña y muy delgada, sin embargo ello no le impide comer a todas horas y beber sin descanso una especie de cacaolat aguado que le preparan sus padres en un biberón. Soy su padrino y debe ser por eso que se pasaba el día persiguiéndome para que jugase con ella.
Leo es confundido muchas veces con una niña a causa de su pelo largo (en muchos lugares de filipinas se mantiene la costumbre de no cortarle el pelo a los niños hasta que cumplen un año). Se nota claramente que será tan guapo como su padre y que las chicas del futuro están en grave peligro.

Por muchos parajes preciosos y monumentos que tenga un país, es la calidez de la gente la que provoca que desees volver a esa tierra que tan bien te ha tratado. Y calidez y buenos sentimientos no le faltan a la familia de mi mujer, mi familia. Cuento los días para nuestro próximo viaje a las islas Filipinas...

10 comentarios:

mamen somar dijo...

Me alegra ver que la felicidad cumple su palabra en algunos lugares y que está en tu casa. Mi enhorabuena Raule.
Un beso a la muñequita.
Mamen

Daykoku dijo...

Muy buenas!!
Me alegro que te fuera bien por allí. Seguro que tienes mil anecdotillas para contar, que evidentemente espero que hagas. Por tu tono te lo has pasado en grande y has sacado alguna cosilla de ese viaje.

Nos vemos pronto. Cuento con ello. Sé que en breve vendrás a buscar tu ración de comiquina...

rafa dijo...

qué bonito!!! no puedes engañar a nadie, se te ve emocionado :-)

abrazo fuerte camarada!!!

R A U L E dijo...

Mamen: Me considero un tipo afortunado, pero lejos de ser feliz. Ciertos asuntos que han sacudido mi vida no me permitirán serlo nunca.
Cambiando de tema, guapa, lamento insistir pero la recién nacida de la que hablaba a finales de junio no es mi hija, sino mi sobrina. Algún día tendremos Lucy y yo nuestro retoño, seguro, es lo único que realmente falta en nuestras vidas.
Un abrazo y muchos besitos filipinos.

Daykoku:No sé si os veré a vuesa merced & co. antes de que venga mi Dulcinea o esperaré a que regrese de su país. En cualquier caso, no olvidamos souvenirs, comidas y abrazos pendientes. Lo de mi ración de comiquina... tengo mono, pero creo que podré resistir con los que compré antes de irnos de viaje, gracias.
Dale un beso de mi parte a Meri Pompis y un pellizco en la nalga a tu hermanito del alma.
Hasta pronto, compañero del metal.
Hail and Kill!

Raro: No pretendo engañar a nadie, ha sido un viaje maravilloso. Y no pienso dejar pasar otros 6 años para volver, palabrita del niño Jesús! Oye, me paso el día escuchando Radio 3 a ver si escucho alguna de vuestras canciones, pero no hay manera. A qué demonios esperáis para triunfar? Quiero vacilar de amigo famoso ya!
Je je je. Cuídate, campeón!

sergisonic dijo...

Un placer conocerles a todos, acercados por ti. Gracias maestro sonámbulo.

abrazo sónico,
sergi

Roger dijo...

Bienvenido, botarate... Me alegro que hayas disfrutado de las vacaciones. Y ahora espero ver pronto a Lucy de regreso con una buena sonrisa de oreja a oreja.
Una forta abraçada. Te he echado de menos.

Sergio Bleda dijo...

Hey! Bienvenido a casa.
Joder, macho, lo has pasado cojonudamente bien.
Yo me tomaré una semanica libre en breve. ¡Espero pasarlo tan bien como tú!
Un abrazo y ya me presentarás a tu chica cuando vaya por Barna

Empiezo a entender dijo...

Hermosísimo-

Anónimo dijo...

jo, que precioso, que familia, que belleza...eres un afortunado, la mejor riqueza no e el dinero, ya sabes.
besiños a los dos.

siloam

sergisonic dijo...

mmm... el suelo, los adoquines, ¿son iguales en toda Filipinas?