30 de mayo de 2006

UN BRINDIS POR TÍ, HERMANO


Ayer fue el cumpleaños de mi hermano. Hace diez meses que no está físicamente entre nosotros y me resulta del todo imposible acostumbrarme a su más que dolorosa ausencia. Cuando pienso en él aparece también mi padre, cuando pienso en mi padre es Juaqui quien le acompaña. Los recuerdos, por bonitos que sean, cada vez me pesan más. ¿Cuándo llegará ese ansiado momento en que su no presencia sea una constante más en mi vida? ¿Cuándo Papi y Juaqui formarán parte de mi rutina diaria sin que pensar en ellos signifique hundirse emocionalmente? Cuestión de tiempo, ¿verdad, Sonámbulos?
Supongo.
También el 29 de Mayo cumplió años Judith, la pareja de mi hermano y madre de sus hijos. Ella pensaba que el hecho de haber nacido el mismo día era señal inequívoca de que el destino les quería juntos. Y así fue, al menos durante un tiempo. Llamé varias veces a su móvil para felicitarla, pero una grabación me decía que su teléfono estaba apagado o fuera de cobertura. No tengo ningún otro número, así que aprovecho para felicitarla desde aquí.

Sé que muy de vez en cuando te gusta leer lo que escribo, Judith. Bueno, dicen que más vale tarde que nunca: Feliz cumpleaños, guapa!

Mi madre no quiere felicitar a Judith. No es nada personal, simplemente que para ella éste día ha dejado de ser motivo de celebración desde la muerte de su hijo. Creo que es una reacción lógica y espero que Judith lo comprenda.
Bueno, Sonámbulos, hoy tocaba tema tristón, lo lamento. Para el próximo post, Papi y Juaqui me piden algo más alegre y desenfadado. Intentaré hacerles caso.
Un abrazo muy fuerte a todos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Un abrazo muy fuerte para ti también, amigo.

Si alguna vez quieres o necesitas hablar con alguien sobre todo esto ya sabes donde encontrarme.

mian

sergisonic dijo...

Seguro que ellos lo celebran a su manera, no te preocupes.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

felicidades judith!
todos esas emociones quizá quiten las ganas de celbrar mucho un cumpleaños, pero son trozos de sensibilidad vital.
un abrazo a todos y muchos besiños.

siloam