17 de enero de 2006

LA MIRADA DE MARC


Marc Coma, flamante campeón del rally Lisboa-Dakar 2006 en la categoría de motos.
Le imagino sentado en el sofá de su casa, aún con los huesos doloridos por la dureza del terreno africano. Su esposa Queralt, henchida de orgullo, ha colocado el trofeo en la estantería que hay sobre el televisor, al lado del retrato de sus queridos suegros. Marc es un tipo humilde, el enorme pedazo de metal no le provoca una especial fascinación. Aunque nadie se haya dado cuenta todavía, su reciente aventura en el continente negro le ha cambiado de los pies a la cabeza.
El piloto mira su premio y no ve sino el rostro de Andy Caldecott, amigo y compañero de equipo, muerto durante la carrera, una carrera que no le tocaba disputar. “Vas a gastar el trofeo de tanto mirarlo, cariño”, le dice su esposa. Pero Marc no está escuchando; piensa en los dos niños arrollados mortalmente, uno de ellos por un vehículo de asistencia y el otro por un coche participante.
Tres vidas cercenadas que se unen al medio centenar en ediciones anteriores del rally más duro del mundo.
Europa ha tenido su dosis de exotismo otro año más, África sus migajas de ayuda humanitaria y Marc… Marc tiene su trofeo sobre la tele, en la cual, por cierto, vuelven a emitir su emotiva y triunfal llegada al aeropuerto del Prat de Llobregat.

5 comentarios:

sergisonic dijo...

unos compitiendo por la gloria, y otros no. todos corriendo una aventura en coches, y otros... la aventura de vivir.

cuando esos corredores marchan, ya empiezan a pensar y a preparar en el año que viene. los que se quedan allí, ya empiezan a pensar y a preparar... el día siguiente, la aventura de vivir.

me gustaría saber si a marc coma le ha cambiado tanto la vida como para decidir dedicarse a otra cosa.

siloam dijo...

uff, nunca he soportado ese despliegue de pijoteros por eos paises.
Y este año, que triste.
menos mal q el mar (el nostrum) tiene espejuelos de día y las ramblas mucho colorido y calor humano.
petons/bicos mil!!!

mamen somar dijo...

Me gustaría que también comentaras las personas que han muerto y que mueren cada año en éste recorrído.
Esta muy bien la aventura, más aún que la competición en sí y eso de ganar...
Pero el precio para algunos es muy caro, sobre todo para aquellos que ni les va ni les viene esta carrera y que se dejan la vida.
Un beso
Mamen

mamen somar dijo...

AHHHH me encanta el nombre de tu blog.

sergisonic dijo...

bien, de hecho ya lo comenta...