12 de diciembre de 2005

AYER SOÑÉ


Ayer soñé. Ayer ví a mi hermano Juaqui. Él subía por una escalera y algo me decía que cuando llegara arriba nunca más volvería a verlo. Cada escalón era un paso hacia la nada. Su nada. Mi nada. Juaqui estaba a punto de desaparecer y me puse a llorar. Me abracé a mi mujer y no pude dejar de llorar. Desperté de igual forma, abrazado a Lucy entre sollozos. Han pasado algo más de cuatro meses desde la muerte de mi hermano, Sonámbulos, y continúo sin entender un carajo. Sé perfectamente que ya de poco sirve hacerse preguntas, pensar qué hubiese ocurrido si... y sé también que hay heridas que permanecerán abiertas de por vida.

8 comentarios:

rafa dijo...

tienes a tu mujer y a un ejército de soñadores que te guiarán hasta tu hermano. en breve un hijo, & una interrogante aparcada hasta nueva orden...

cada vez más cerca de b a r n a

jingle bells

Kôsen dijo...

Ánimo, amigo Raule.

Un besito de parte de las dos.

Aurora y Diana

sergisonic dijo...

poco a poco, amigo.
un abrazo

siloam dijo...

es duro, vuelve en sueños y lloras, no es malo, sentir.
abrazos . y eso, poco a poco.

Anónimo dijo...

da tiempo.......las heridas cicatrizan,lágrimas,sollozos,abrazos todo ayuda....y llegara a no sangrar....da tiempo.
Un abrazo PI

R A U L E dijo...

Lo sé, lo sé, tengo a Lucy a mi lado, a mi família, a mis amigos, Sonámbulos o no,... pero no le tengo a él. ¿Bastan los recuerdos para llenar toda una vida?

rafa dijo...

veo que 'riddle' (¿os acordáis de las mallas verdes?) se apodera del terreno.

sin recuerdos, ¿qué seríamos?

mirtamirta dijo...

Sé perfectamente...en fin, me he emocionado mucho leyéndote. Pienso en lo fuertes que somos, en mi madre, en lo fuerte que es ella si la comparo conmigo.

un abrazo fuerte fuerte..

(sin recuerdos sufríriamos mucho menos)