21 de noviembre de 2005

LA NOCHE A TRAVÉS


Alentado por mis últimas lecturas –gracias, Calvin y Sonik- permitidme, Sonámbulos, que para ésta nueva entrada (la número 50!) me atreva a imaginar en voz alta:

El gran Svên Killpatrick vela por nosotros. Cada ciudad tiene su guardián y somos afortunados de contar con el mejor, último de una gran estirpe de vigilantes. Desde hace treinta y cuatro años, bien entrada la madrugada, Svên recorre de una punta a otra todas las calles de la ciudad a lomos de su veloz y poderosa máquina, protegiéndonos del voraz enemigo.
Tras las esquinas, ocultos en viejos contenedores de basura y estrechos callejones, acechan criaturas sedientas de carne humana; seres feroces que no figuran en los libros más antiguos y que llegaron de tierras salvajes que no se nombran en los mapas. Viven entre nosotros, eso es un hecho irrefutable –no hay más que consultar los archivos policiales, apartados “Desapariciones” y “Muertes extrañas sin resolver”- desde antes de que se construyese ésta ciudad, desde antes que se construyese ninguna ciudad.
Nuestro héroe conoce bien a éstas bestias y sabe cómo destruirlas. Todas las noches, antes de salir de caza, mientras se enfunda su traje oscuro y se provee de munición, pronuncia tres veces el nombre de su amada y reza en silencio, a sabiendas de que nadie le escucha.
Sarem Sarem Sarem
Por cada monstruo aniquilado, Svên talla mentalmente una muesca en su frío corazón de piedra. Ni uno solo de los monstruos que envía de vuelta al averno se atreve a mirarlo a los ojos. Si lo hicieran, si alguna de esas criaturas deformes mirase directo a los ojos miel del gran Svên Killpatrick, no verían sino la penitencia de un afligido mortal y su insatisfecho deseo de acompañarles a lo profundo.

5 comentarios:

sergisonic dijo...

Ese rugido motorizado de las madrugadas, esa figura que se adivina entre las sombras y nieblas urbanas... Ahora sé su nombre. Tiemblen, oscuros.

drunk happy tears dijo...

acompañar en lo profundo, vaya vaya....me autotragare todo lo oscuro..

saludos raule

:)

R A U L E dijo...

Es curioso. En mi primera entrada de este blog, allá por enero, os invocaba a todos los sonámbulos desde lo profundo. Cincuenta entradas más tarde vuelvo a mencionar la palabrita. ¿Casualidad? ¿Un círculo se cierra? ....

Anónimo dijo...

.....BIEN XAVAL !!! IMAGINADO ESTA,AHORA SOLO TE FALTA HACERLO REAL,AHÍ DONDE TE MUEVES MEJOR."Ojos miel" PATÈTICO!!.
DESDE DONDE QUIERES INVOCAR SONÀMBULOS SÍ NO DE LO MAS PROFUNDO.....SE ROMPIO ALGÚN CIRCULO??
Saludos XX

rafa dijo...

hay una canción de james yorkston que se titula 'st. patrick'

es preciosa