4 de octubre de 2005

LAMENTO


Ayer la maldita luna no se limitó a oscurecer a buena parte del planeta. También eclipsó el corazón de un buen amigo y el de toda su familia. Sentimos lo de tu padre, Sergi, tus amigos y conocidos sentimos como nuestro este mazazo inesperado. Aquí nos tienes para lo que necesites.

No hay comentarios: