1 de octubre de 2005

HERMANO


Dos meses y unos pocos días desde la muerte de mi hermano Juaqui. Pienso a menudo en su hija Sarah y en el recién nacido Joaquín (mi hermano le puso Xavi de nombre, pero Judith, su compañera, quiere que se llame como su padre). Sarah tiene ahora dos años y no se separaba de su padre ni a sol ni a sombra. Le adoraba de una manera casi enfermiza. Cómo se reían juntos. Se me cae el alma al suelo cada vez que la veo enviar besitos al cielo para su padre. Ignoro si Sarah recordará alguno de esos buenos momentos cuando crezca. Supongo, siempre es así, que el tiempo los irá ocultando en capas cada vez más profundas. Lo que sí está claro es que el pequeño Joaquín no guardará ninguna imagen de su padre. Y cuando sea mayor hará preguntas. Sentirá una curiosidad natural por averiguar todo lo posible sobre su padre, sobre sus orígenes, sobre él mismo.
Y Judith, que ya habrá dado con otro hombre que la quiera tanto como la quiso mi hermano, le explicará a Joaquín cómo era su padre y le enseñará todas las fotos que conserva en una vieja caja. Cualquier recuerdo, cualquier anécdota resultará insuficiente para Joaquín; por eso me he decidido a escribir estas palabras.
Quiero que mis sobrinos Sarah y Joaquín sonrían al pensar en su padre. Deseo que un día lean estas líneas y las que vendrán en un futuro, y les sirvan para conocerlo un poco mejor. Me gustaría que sus hijos tuvieran un huequecito permanente en sus corazones para mi hermano... Te echo de menos, Juaqui.

3 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
mag dijo...

yo también perdí a un hermano...y sí....pensar en ellos y sonreir es la mejor manera de acercanos...

suerte y un gran abrazo.

siloam dijo...

me acordé mucho de tí, de tu blog al enterarme ayer de la muerte (autolisis) de un compañero.
se que descansan en paz, y sin embargo esa punzada brutal, esas caras que nos han quedado...
sí, preguntarán, y es así, mantener el recurdo bello, al fin en el mundo, nadie se muere mientras alguien lo recuerde con cariño.
abrazos.