13 de enero de 2005

EL MUNDO ENTERO EN MI W.C.


Yo soy de esos a los que les gusta comer con la caja tonta encendida, aunque apenas la miren (por cierto, Sonámbulos, ¿quién es más tonta, la caja o la persona que mira la caja?) y la otra noche algo logró captar mi atención mientras la veía. Se trataba del trailer promocional de una película, otra revisión de la vida y obra del célebre Alejandro Magno. No sé por qué razón ya no pude quitarme de la cabeza al histórico personaje durante el resto de la noche. Es cierto que cuando yo era un crío quedé muy impresionado por su leyenda de "muere joven y deja un cadáver bonito", pero ha llovido mucho desde entonces. Los caminos de la mente son misteriosos, por lo que tampoco puedo descartar que fuese mi antigua admiración infantil la que afloró esa noche frente al televisor. El caso, Sonámbulos, es que aquella misma noche no conseguía conciliar el sueño de ninguna de las maneras y a las tantas de la madrugada me levanté. Fui al lavabo, eché la meadita de rigor y cuando me disponía a volver a la cama junto a mi adorable esposa sucedió algo que aún hoy no alcanzo a comprender. La imagen que vi reflejada en el espejo ¡no era la mía! Reculé aterrado y tropecé con la taza del inodoro, quedándome sentado sobre la tapa bajada. Me fui levantando muy lentamente y la figura del espejo me acompañó en mi movimiento. Una vez incorporado del todo me fijé en su ropa, en su peinado y él hizo lo mismo, pero con un desagradable gesto de indiferencia y desprecio. Tenía ante mí... al mismísimo Alejandro Magno, el conquistador... en mi lavabo... No me preguntéis por qué, sé que era él y punto. Lo que sí puedo deciros, Sonámbulos, es que no se parecía a ningún apuesto actor de Hollywood, si acaso, para haceros una idea, tenía más bien una retirada a Gabino Diego. Recuerdo a la perfección la conversación que mantuvimos una vez me repuse del susto:
- SOY ALEJANDRO MAGNO, REY DE REYES.
- Encantado. Yo me llamo Raúl. Le importaría hablar un poco más bajo, es que mi mujer está durmiendo.

(Continuará)


No hay comentarios: